Restaurantes para celiacos primera-cita-alergico-celiaco-intolerante-allergychef

Published on febrero 11th, 2014 | by Allergychef

¿Cómo es una primera cita con un alérgico o intolerante?

Hoy nos hemos puesto románticos. Queremos agradecer a todas esas personas que por amor se convierten en alérgicos o intolerantes alimentarios indirectos. Queremos recordar a esas parejas que por ser novio/a de alérgico/celíaco/intolerante han aprendido a marchas forzadas lo que es convivir con nosotros y comer como nosotros.

Para ellos y por ellos va este post, un pequeño guiño de lo que significa tener una cita con nosotros, unos seres pertenecientes al mundo de las alergias e intolerancias alimentarias.

Salir con un celíaco, alérgico o intolerante alimentario

Ser alérgico o intolerante alimentario no ayuda a ligar en absoluto. A las banales y habituales preocupaciones del “¿qué me pongo?” y a las más que revoltosas mariposillas en el estómago se une otra preocupación que hace palidecer a cualquier otra: ¿Dónde vamos?

Porque no sabemos quién debió inventar el concepto de “cita”, pero estamos seguros que no era ni alérgico ni intolerante alimentario. Una cita tal y como la entiende el 90% de la gente involucra el comer. ¿No dicen que el amor empieza por el estómago? Pues sí, las citas o son comiendo o se ve que no son citas.

Los alérgicos e intolerantes alimentarios tendemos a asegurarnos el tiro eligiendo nosotros el lugar de la cita o, en su defecto, cambiando el plan. Que levante la mano aquel que no intenta sustituir una cita-cena por una cita-cine, cita-copa o una cita-café. Será por opciones… La cuestión es intentarlo, aunque no siempre funcione.

Temida primera cita:
¿alérgico a qué? ¿celi… qué?

Cuando eres alérgico o intolerante alimentario y tienes una primera cita, tienes un problema añadido. No se trata sólo de agradar al otro, sino de descubrir al pobre iluso/a que te acompaña a un mundo nuevo de etiquetas, contaminaciones, el gluten que es, platos que no puedes comer etc.

Una vez quedas con alguien por primera vez, toca decidir el momento en el que te vas a pasar el resto de la cita explicando lo que te pasa, lo que no puedes comer y los problemas que te supone. Porqué sí, aunque digas que eres de Marte y que tienes aparcada la nave espacial en la puerta del restaurante no acapararás tanto la atención como diciendo que eres alérgico, intolerante o celíaco.

De repente, le descubrirás a tu acompañante un mundo nuevo de etiquetas, quiero y no puedo, algunas nociones básicas de nutrición, y además, lo difícil que es salir a comer fuera de casa. Tener paciencia, seguramente no será la única conversación al respecto y tampoco la última. Si el iluso/a decide que le gustas lo suficiente a pesar de tus rarezas alimentarias tocará recordarle constantemente algo que tú ya has interiorizado pero que él/ella aún debe procesar:  ¿Y si vamos a cenar a…? ¿Quieres? ¿He comprado…?

Don’t kiss me, baby

¿Qué pasa con los besos? Es posible que cuando informes a tu acompañante de las restricciones de tu dieta no asimile que eso también va con él/ella. La reacción más normal es un “vaya, que p**** pero no hay problema”.  Por eso hay que hacer especial incidencia en algo que seguramente pasen por alto: no hay besos si hay alérgeno (aunque depende de la sensibilidad de cada uno).

Decirle eso a tu futuro/a novio/a es complicado. Ya no se trata sólo de un problema mío, sino también tuyo. Aunque hay que hacerlo, nunca es fácil decirle a alguien que o se lava los dientes o ná de ná. Como si fueras el hijo pequeño de Don Limpio siempre obsesionado con la higiene bucal.

Somos complicados y lo sabemos. Por eso, queremos agradecer a todas las parejas que se sienten identificadas y que día a día por amor se adaptan al otro con sus restricciones alimentarias.

A ellos y a sus acompañantes, nos gustaría invitarles a probar Allergychef. Estamos seguros que allí podrán encontrar un restaurante que les haga disfrutar de sus citas.

¿Te sientes identificado? Compártelo y hazle entender al mundo que no somos seres de otro planeta.

¿Cuáles han sido vuestras experiencias en una primera cita?


About the Author

Somos la primera plataforma de reservas online en restaurantes para celíacos, alérgicos e intolerantes alimentarios. Nuestro objetivo es divulgar y ayudar a nuestro colectivo con información interesante y, lo más importante, facilitar lugares donde poder salir a comer con tranquilidad.



17 Responses to ¿Cómo es una primera cita con un alérgico o intolerante?

  1. Irene says:

    Yo llevaba años con mi pareja cuando me lo diagnosticaron, así que ya no me iba a dejar por esto. Pero justo me mudé de ciudad, empecé un máster que me hacía comer fuera y tenía que conocer gente desde cero…
    Lo pasé fatal, y ahora mis chicas saben hacer más cosas que yo sin gluten y tienen más cuidado con la contaminación cruzada que ningún alérgico…
    Gracias pequeñas 🙂

  2. Pingback: La nueva moda: webs de citas para alérgicos y celíacos

  3. Denna says:

    El otro día vi este vídeo y me acordé de este artículo.
    http://www.youtube.com/watch?v=cejHLq3uaik

  4. Sandra rubio says:

    “aunque digas que eres de Marte y que tienes aparcada la nave espacial en la puerta del restaurante no acapararás tanto la atención como diciendo que eres alérgico, intolerante o celíaco” me encanta tanto que he llorado riendo, me lo copio de estado! Sois geniales

    • Allergychef says:

      Jajajajaja Gracias a ti Sandra! Nos hace mucha ilusión saber que te gusta lo que publicamos 🙂 Intentaremos estar a la altura y buscar más frases para sonsacar más risas. Un abrazo!!

  5. Pingback: Comer en casa de los suegros… ¡Tierra trágame! - Allergychef

  6. Pingback: Primera cita con un alérgico o intolerante alimentario

  7. Laura says:

    Aunque el texto esté escrito con clave de humor, me parece una burrada. Soy celíaca desde los 8 años (ahora tengo 24) y jamás me he planteado, ante una cita, que vaya problema, que voy a tener que dar explicaciones… No, esa no es la actitud. Además de celíaca soy enfermera, y puedo decir que hay que vivir con la enfermedad, no PARA la enfermedad.
    Llevar una vida lo más normal posible, tomando con naturalidad nuestra alimentación. Eligiendo locales en los q sabemos vamos a poder comer. Además, no estamos tan limitados como algunos quieren pensar.
    Sí, soy celíaca, y diabética también. Pero cuando salgo, quitando hamburgueserias, voy a prácticamente todo tipo de restaurantes. Y no me siento ni enferma, ni limitada.

    • Allergychef says:

      Hola Laura! Sentimos haberte ofendido, de ninguna manera es un texto pensado para hacernos sentir mal. Se trata de una reflexión en clave de humor basada en nuestras experiencias e impresiones como alérgicos e intolerantes alimentarios. Coincido contigo en que debemos vivir con la enfermedad y no para ella. A pesar de ello, debo decirte que aún existe mucha desfinformación al respecto y mucha inconsciencia en muchos restaurantes que no saben bien lo que es ni como deben cocinar platos para nuestras dietas. Lo mismo pasa con muchas personas, que escuchan por primera vez la palabra celiaquia, alergia o intolerancia alimentaria y no saben lo que conlleva. No debería ser una limitación, pero muchas veces lo es, tal y como nos hemos sentido nosotros. Ojalá algún día no sea así. Saludos!

      • Anabel says:

        Yo opino que tampoco se debe vivir con miedo a la enfermedad pero es cierto que limita y mucho, las cenas de clase cuando van a un lugar donde tu no puedes ir, decirle a alguien tu alergia e inmediatamente te ofrezcan algo que lo contiene. Restaurantes que te la lian aunque les digas lo que te pasa, alimentos mal etiquetados y mucha incomprension por parte de los demas. Al menos asi es como yo lo he vivido….
        Dependiendo de nuestras restricciones alimentarias y de nuestra forma de ser se viven los problemas de una forma u otra.

  8. Anabel says:

    Hola!! Yo soy alergica y por suerte mi actual pareja lo asimilo muy bien al igual que su familia. Aunque siguen siendo incomodos los momentos de comer fuera. Ahora siempre llevamos encima un cepillo y pasta de dientes.
    Yo lo que peor pase fue decirle que era alergica por miedo a que se viera abrumado y buscara a otra. Hasta la 3° cita no se lo dije y porque teniamos que cenar fuera…
    Lo importante es que luego te comprendan y te ayuden 😉

    • Allergychef says:

      Totalmente de acuerdo Anabel! Una vez lo saben y te ayudan es todo mucho más fácil. Guau hasta la 3ª cita! 🙂 El tema de los suegros es otro mundo aparte, también tenemos pensado hablar de ello en el blog. Un abrazo!

  9. Isa says:

    en casa nos hemos adaptado por amor a las necesidades de un alérgico: mi hijo es alérgico a muchísimos alimentos, y como le doy teta, él y yo hacemos dieta estricta de todo aquello que él no puede comer. A saber, leche, huevo, gluten, soja, frutos secos, legumbres,ternera y frutas, y el papi, por amor a nosotros, hace la misma dieta que nosotros para que yo no me vuelva loca en la cocina

    • Allergychef says:

      ¡Hola Isa! Por amor se adapta uno a todo 🙂 Muchos ánimos a toda la familia y bienvenidos a Allergychef, esperamos ayudaros en lo que nos sea posible. Un abrazo grande a los tres!

  10. Pablo Iturriaga says:

    Yo soy uno de esos novios de una chica celíaca, ella me hizo este vídeo hace un mes.

    http://www.youtube.com/watch?v=OVyoMzT4aCo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su navegación y ofrecer publicidad adaptada a sus preferencias analizando sus hábitos de navegación. Al seguir navegando consiente su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leer entrada anterior
oriol-ivern-hisop-allergychef-restaurante-celiacos-alergicos-intolerantes
Oriol Ivern: “Los alérgicos o intolerantes no deben tener un trato especial”

Rozando la Diagonal, en una pequeña calle que cruza con el copioso tránsito de esta avenida, encontramos un pequeño rincón...

Cerrar